​Láser Cutáneo

tratamiento manchas

Podemos centrar los tratamientos láser para tratar muchos tipos de manchas tanto en la cara, en las manos como en el resto del cuerpo.

 

Al trabajar de una manera precisa y delicada somos capaces de mejorar la piel y eliminar esas manchas que muchas veces dan un aspecto muy envejecido de la piel, independientemente de la edad.

Los léntigos seniles son generalmente lesiones benignas como resultado de la proliferación los depósitos de melanina (es el pigmento que le da color a la piel y nos protege de las radiaciones ultravioletas) producido por los melanocitos.

Los lentigos seniles se caracterizan por ser manchas planas homogéneas de tamaño variable y color pardo o marrón.

Su tamaño y localización es variado, siendo más selectivo en aquellas zonas de mayor exposición a rayos ultravioletas de forma prolongada, así como exposiciones intensas de corta duración en el caso de quemaduras solares durante la infancia, adolescencia y adultos (dorso de las manos, cara, labios, brazos, escote o espalda).

Su aparición también puede estar asociada a cambios hormonales y al envejecimiento.


Existen diversas técnicas para su eliminación; Crioterapia con nitrógeno líquido, luz intensa pulsada (IPL), dermoabrasión, y las técnicas con luz laser. 

Las técnicas con láser neodimio-YAG tiene mayor eficacia por su efecto fotomecánico sobre la lesión pigmentada, fragmentando el pigmento que luego es eliminado a través de las propias defensas del cuerpo.

La técnica de luz laser es selectiva sobre el tejido pigmentado (placa de melanina) respetando el tejido sano. Es un método no invasivo, no requiere de anestesia, buenos resultados por su selectividad, recuperación rápida e incorporación inmediata a la vida cotidiana.

Otros tratamientos con láser cutáneo

Volver a las especialidades

Volver al inicio

Clínica Blanes laser manchas

Solicite información o pida su cita